Astronomía en la Ciudad: Cómo Observar las Estrellas en Entornos Urbanos

A finales del siglo XIX aparecieron las primeras lámparas eléctricas comerciales y, desde entonces, la humanidad ha adoptado esta tecnología con los brazos abiertos. Aunque la iluminación artificial nos ha ayudado a progresar al proporcionarnos más horas útiles al día, también nos ha arrebatado algo precioso: el cielo nocturno.

Si vives en la ciudad, quizá pienses que la única forma de ver las estrellas es salir al campo. Aunque esto le ofrecerá una mejor visión, no tiene por qué salir de su barrio para apreciar la belleza del cielo nocturno. La astronomía urbana requiere algunos ajustes, pero los resultados merecen la pena. He aquí cómo ver las estrellas, aunque vivas en la ciudad.

¿Qué hace que la astronomía urbana sea tan difícil?

¿Por qué la astronomía urbana es diferente de la astronomía en otros lugares? La respuesta se reduce a un simple factor: la contaminación lumínica.

La contaminación lumínica es una consecuencia de la iluminación artificial. Ilumina el cielo por la noche y oculta las luces naturales, como la Luna, los planetas y las estrellas. La contaminación lumínica está más concentrada en las ciudades, donde las luces de las farolas, los coches y los edificios iluminan grandes áreas y proyectan un resplandor inconfundible en el cielo.

Para ver bien las estrellas en una ciudad, hay que combatir la contaminación lumínica. En el resto de este artículo te explicamos cómo hacerlo.

Relacionado:  Curiosidades del viento solar

¿Cómo combatir la contaminación lumínica?

Apaga todas las luces interiores y exteriores

La solución obvia para reducir la contaminación lumínica es apagar las luces. Pero, por desgracia, no tienes control sobre la red eléctrica de toda la ciudad (suponemos). Lo que sí puedes controlar es tu entorno inmediato, es decir, tu casa. Cuando quieras mirar las estrellas, apaga todas las luces dentro y fuera de tu casa. Incluso si tienes una ventana pequeñita por la que se filtra un tenue resplandor de luz, apágala. Cuanto más oscuro sea tu entorno, más podrás ver, ya que darás a tus ojos la oportunidad de adaptarse a la oscuridad.

Si tienes buenas relaciones con tus vecinos, puedes incluso pedirles que apaguen sus luces por la noche. Incluso podrías organizar una fiesta de observación de las estrellas para todo el vecindario y ver hasta qué punto podéis oscurecer vuestro pequeño rincón del mundo.

Sube lo más alto que puedas

La altura es otra solución. El objetivo es estar por encima del resplandor de la contaminación lumínica, por no mencionar que cuanto más alto estés, menor será la distorsión atmosférica a la que tendrás que enfrentarte. La seguridad siempre es lo primero, pero si puedes subir con cuidado y seguridad al tejado de tu casa, no sólo tendrás una vista más amplia del cielo con menos casas bloqueándote, sino que también estarás lejos de la contaminación lumínica a nivel del suelo.

Si no puedes subir a la azotea, quizá haya una colina o una zona más alta en tu propiedad o barrio. Si tienes una casa en un árbol, podría ser otra opción única y divertida para ganar altura.

Relacionado:  La estrella que más brilla es Venus: el planeta más brillante en el cielo nocturno

Evita el centro de la ciudad todo lo que puedas

¿Cuál es la principal fuente de contaminación lumínica de tu zona? Lo más probable es que sea el centro de la ciudad, donde hay más luces y edificios en un área concentrada. Cuando observe las estrellas, dé la espalda a la zona donde la contaminación lumínica es mayor y automáticamente tendrá una mejor visión.

Las ciudades suelen estar dispuestas de tal forma que los edificios se alejan unos de otros a medida que te alejas del centro, por lo que si miras hacia otro lado, probablemente estés mirando hacia una zona menos poblada y con menos luz. Menos luz significa una mejor visión del cielo.

Utiliza una aplicación para guiarte

Muy bien, digamos que has apagado todas las luces, estás en el tejado y miras en dirección contraria al centro de la ciudad. ¿Y ahora qué? Deberías poder ver algunas estrellas. Es cierto que no se verán tantas como si estuvieras en una zona con un cielo mucho más oscuro, pero sin duda se verán más que antes de seguir los pasos anteriores.

Es maravilloso poder ver por fin las estrellas, pero ¿sabes qué es aún mejor? Saber qué es lo que estás mirando. Cada punto de luz es su propio pequeño mundo en el cosmos, y es una sensación increíble saber que tú, con tus ojos humanos, puedes verlo. La mejor forma de guiarse por el cielo nocturno es utilizar una aplicación de observación de estrellas (con el modo nocturno o un filtro de luz azul activado, por supuesto). Tanto si usas iOS como Android, hay varias aplicaciones disponibles de forma gratuita que te darán una buena introducción a la astronomía que podrás ampliar cuando quieras.

Relacionado:  Hacia dónde hay que mirar para ver las Perseidas: la mejor dirección

La iluminación moderna es una bendición y una maldición, y no podemos tener los beneficios sin reconocer los aspectos negativos. Pero, ¿por qué dejar que un poco de iluminación artificial te impida apreciar las estrellas? Haciendo lo que puedas en tu zona, puedes crear un entorno propicio para la observación de las estrellas del que tú, tu familia y tu vecindario podáis disfrutar.

Scroll al inicio